Ciclos de la Naturaleza

Por lo general tendemos a ver las cosas como si ocurriesen siempre por primera y última vez, pero en la Naturaleza, las cosas no pasan de una vez por todas, sino que, por el contrario, todo tiene lugar en ciclos. En la naturaleza, todo acaba muriendo pero todo consigue renacer de alguna forma.

La vida en la Tierra se sostiene gracias a las leyes de conservación de la materia y la energía, pero no puede persistir eternamente debido a que la energía pierde constantemente su capacidad de construir orden. Para mantener ese orden, tomamos energía incesantemente de sistemas externos a nosotros (el Sol) y la transformamos en otra energía más desordenada (en calor, por ejemplo). Nadie sabe si cuando el Sol se agote podremos seguir captando energía de otras fuentes ni si el propio Universo tiene una capacidad finita o infinita de generar orden. Sigue leyendo

Anuncios