Ecosistema

Ecosistema: Margalef (1992) define ecosistema cómo “una relación multi-variante entre organismos y medio ambiente en un espacio determinado, llegando a lograr una constancia en ese medio ambiente”. 

En todos los ecosistemas se distinguen dos tipos de componentes: bióticos y abióticos. Los componentes bióticos son los seres vivos que habitan el lugar, como las plantas, los animales y los microorganismos. Los componentes abióticos son el agua, la luz, la temperatura y el suelo. Un ecosistema puede consistir en una pequeña charca que surge tras las lluvias primaverales y donde se desarrollan un sinfín de organismos vegetales y animales en interacción con los elementos abióticos presentes: minerales, agua, temperatura, etc.; pero también pueden estar presentes elementos ajenos como residuos sólidos de origen humano: plásticos, metales, etc.

Los organismos se agrupan en poblaciones y estas en comunidades. También una extensión boscosa de miles de hectáreas cuadradas constituye un ecosistema, lo mismo que un bosque de ribera, una dehesa o una zona desértica.

La interacción entre el medio abiótico y biótico se produce cada vez que un ser vivo se alimenta y después elimina sus desechos, cada vez que ocurre fotosíntesis , al respirar, etcétera.

Para entender los ecosistemas es fundamental entender las relaciones entre sus relaciones. Como sistema complejo, cualquier variación en un componente del sistema repercutirá en los demás componentes afectando las relaciones básicas del ecosistema:

– Las relaciones alimentarias: la cadena trófica > Cadenas alimenticias humanas y naturales

piramide01

– Los ciclos de la materia

– Los flujos de energía

energy_flux_Span

Las ciudades también constituyen un ecosistema. Los asentamientos urbanos tienen su origen en la búsqueda de una mayor eficiencia en diversos aspectos de la actividad humana:

– Ahorro de recursos

– Obtención de servicios comunes

– Desarrollar instituciones sociales, culturales y políticas

– Proveer seguridad y control

Los asentamientos urbanos se han convertido en elementos crecientemente ineficientes en lo relativo al consumo (de energía, de agua, etc.) y en la generación de residuos no reciclables.

Los Ecosistemas Humanos se pueden clasificar desde el punto de vista de la interacción del hombre con su medio ambiente. Estos Ecosistemas se pueden clasificar en cuatro clases generales:
1.Ecosistemas Naturales Maduros: Aquellos que aparecen, más o menos, en sus estados naturales. Generalmente no son empleados, ni habitados, por el hombre (por ejemplo., áreas silvestres, montañas, desiertos).
2.Ecosistemas Naturales Controlados:
ecosistemas que controla el hombre para usorecreativo, o bien, para la producción de recursos naturales (por ejm., parques,bosques controlados, áreas de caza y algunas zonas del mar).
3. Ecosistemas Productivos: Aquellos ecosistemas que emplea el hombre para la producción intensiva de alimentos, o de recursos naturales (por ejemplo., granjas, ranchos para ganado, minas).
4.Ecosistemas Urbanos: Aquellos ecosistemas en los que el hombre vive y trabaja (por ejemplo: áreas industriales, áreas metropolitanas, ciudades y pueblos)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s